Terrakhán

Foro basado en el modulo de NWN Terrakhán
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Las Leyes de Delenmir.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Neurión
DM
DM
avatar

Cantidad de envíos : 47
Fecha de inscripción : 05/06/2008
Edad : 40
Localización : Sólo a un paso por delante de tu imaginación.

MensajeTema: Las Leyes de Delenmir.   Mar Jun 10, 2008 2:38 am

Leyes del Reino de Delenmir de obligado cumplimiento.


•El Rey es el más alto mando de todo el Reino, Dueño y Señor de todas las tierras.

•Al Rey pertenecen tanto las Tierras como las vidas de sus súbditos, puesto que las Tierras son del Rey, y sus súbditos solo viven en ellas.

•Al Rey y a la Reina se les deben la máxima obediencia y respeto.

•Es de obligado cumplimiento inclinarse y posteriormente arrodillarse ante el Rey en su presencia en toma de silencio, tomando únicamente la palabra para el siguiente saludo que consistirá junto con la inclinación, en voz alta y clara: “Que los Dioses salven al Rey y a la Reina” llevando como gesto de fidelidad su puño al pecho.

•Su palabra es la ley, sus leyes son inamovibles y sus órdenes indiscutibles. Un sólo intento de discusión a la Palabra del Rey se castigará con la extirpación de la lengua por parte del verdugo en medio de la plaza.

•El deseo del Rey es un hecho que debe ser inmediatamente cumplido.

•Únicamente el Rey será quien pueda otorgar Títulos y Tierras, además de los Privilegios, pues como dueño y señor de todos y cada uno de ellos es él el único quien puede otorgarlos.

•Aquel que vaya a ser nombrado Caballero en los Homenajes, deberá antes haber cumplido los requisitos para ser mínimamente tomado en cuenta como guerrero o soldado y jurar por los Dioses fidelidad a su Rey, a la Reina y a su Patria.

•En caso de consejo o reunión, será el Rey quien otorgue la palabra. Aquel que la tome sin consentimiento será considerado su acto como “Reto al Rey”, por lo que será severamente castigado, hasta el punto de poder perder su Libertad o incluso la vida según la dolencia de las palabras.

•El Rey, como Dueño y Señor de sus súbditos, será quien otorgue el privilegio del matrimonio. Todos aquellos que deseen casarse deberán pedir permiso al Rey para hacerlo. Solo el Rey será quien dé el consentimiento de tal enlace, pues un enlace es una unión ante los Dioses y no debe ser tomada a la ligera. Aún así, el Rey tomará en cuenta la opinión del mismísimo Cardenal para saber si en la opinión de éste, a través del acto de la confesión de los futuros cónyuges, se merecen el privilegio del matrimonio.

•Cualquier enlace sin consentimiento del rey será tomado como blasfemia ante los Dioses y serán castigados con la pena de la horca ambos cónyuges.

•Queda terminantemente prohibido el Adulterio, el cual será castigado con la purificación del Alma en la hoguera.

•Queda terminantemente prohibida la Magia arcana, las convocaciones o los familiares, su uso o aprendizaje, pues es fruto de la obra de los seres malignos, la cual será castigada con la hoguera.

•Queda terminantemente prohibida la blasfemia a los Dioses, al Rey y a la Reina, pues serán castigados con la decapitación.

•Queda terminantemente prohibido portar armas, pues tan sólo serán portadas por aquellos a los que se les haya dado tal privilegio, y siempre en el Reino estarán enfundadas, o serán castigado con la mutilación de las manos aquellos que osen empuñarla en una situación que no se requiere.

•Una situación de enfrentamiento entre dos súbditos del Rey, NO ES UNA SITUACIÓN REQUERIDA PARA EL USO DE LAS ARMAS. En tal caso se concederán duelo los implicados en el cual, tanto el Rey como el resto del reinado tendrán el derecho de disfrutar en la arena de duelos.

•El Reto a Duelo deberá ser notificado al Rey sin excepción alguna. Un Reto a Duelo nunca podrá ser denegado por el otro súbdito implicado, a no ser que el Rey vea procedente tal reniego tras las explicación del súbdito que reniega de hacerlo.

•Los súbditos del Rey se deberán el máximo respeto independientemente del rango que porten, pues cada miembro del reinado representa al Rey.
Los súbditos de rango inferior obedecerán sin discusión y respetarán a los de rango superior por obligación. En cualquier caso, el uso incorrecto e indebido del poder, el abuso o la falta de respeto de los súbditos del Rey más privilegiados sobre aquellos menos privilegiados, serán severamente castigados hasta el punto de perder todas sus tierras y títulos. A viceversa, cualquier falta de respeto de un súbdito de menor rango a uno de mayor rango será castigado con la extirpación de la lengua u ojos por parte del verdugo en medio de la plaza.

•Es por orden del Rey, que la mujer siempre muestre respeto a su señor, a su padre o incluso a su cónyuge, y solo podrá tomar la palabra cuando éstos se la concedan. Estos a su vez tomarán a la mujer como su más preciado tesoro y deberá ser obligatoriamente respetada.
Aquel que no muestre respeto a su mujer, hija o pareja, no la merece, por consiguiente le será arrebatada su compañía por órden del Rey y castigado con doscientos latigazos en medio de la plaza por parte del verdugo.

•Es por órden divina que la mujer sea el bien más preciado de la Tierra, pues es nuestra madre, la portadora de hijos, la cuidadora de familias y la principal miembro para entrar en las clases del clero, pues como dadora de vida ofrece su vida al servicio de sus Dioses.

•En caso de ausencia del Rey, el reino será regido por la Reina, a quien se le mostrará el mismo respeto que al Rey y cuya palabra será tomada con la misma importancia que éste.

•Al rango de Paladín optarán tanto los hombres como mujeres que estén cualificados para ello, debiendo para ello superar las pruebas impuestas por el Cardenal o en su defecto por el Maestre Paladín. En tal caso, dada la situación, en excepción, solo algún hombre o mujer que posea el título de paladín, podrán también optar al cargo de Maestre Paladín, si los Dioses lo ven así conveniente.

•Queda terminantemente prohibida la entrada al reino a cualquier miembro no perteneciente a éste.

•Queda terminantemente prohibida la entrada al reino tanto a Enanos, a Elfos, a Drows, Goblins, Trolls, Kobolds, Minotauros, Animales y Aberraciones. A quien se le pille dando paso sin permiso del Rey o de la guardia a alguno de estos, será castigado con el dulce emparedamiento en las murallas del Palacip. El soldado que lo permita deberá de dar las necesarias explicaciones de tal hecho, asumiendo las consecuencias si tales explicaciones no son apropiadas.

•Aquellos miembros del reino mas respetados después de la Reina serán el Cardenal y tras éste el Maestre Paladín, pues ellos son los guías del reino para seguir correctamente el camino que lleva a la perfección que exigen nuestros Dioses. Su palabra tendrá la misma importancia que si de la mismísima Reina o Rey, en su defecto se tratase.

•Todos y cada uno de los miembros del reino tendrán la obligación de realizar el acto de CONFESIÓN si así el Maestre Paladín, el Cardenal o los Reyes lo requieren.

•El desconocimiento de estas leyes, o su ignorancia, no serán excusas tomadas en cuenta para su correcto e inmaculado cumplimiento.



//Éstas leyes deberán ser cumplidas ONROL en el Reino de Delenmir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Las Leyes de Delenmir.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» A la cultura por la lectura. Hablemos de libracos.
» Ley 21/1979 de Restricción de Alcohol a Menores y de Habilitación de Zonas de Ocio (GOBIERNO)
» DEBATE/VOTACIÓN//Ley de lucha contra la contaminación urbana (PP)
» Ley de creación del Cuerpo de Seguridad de la CCAA Autónoma de Andalucia(GOBIERNO)FINALIZADA
» VOTACIÓN. Ley de Normalización Lingüística (Gobierno)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Terrakhán :: Reinos :: Delenmir El Sexto Reino-
Cambiar a: